Los hombres tenemos tendencias raras. A veces las podríamos catalogar de asquerosas sin embargo un nuevo estudio por parte de la compañía británica QS Supplies ha llevado esto a un nuevo nivel al encontrar que uno de cada treinta hombres hace popó en la regadera.

Si, así como lo leíste. Imagina que estás en tu oficina, si hay treinta hombres, las posibilidades de que al menos uno haga sus necesidades en la regadera es alta. El tema es aún peor si pensamos que es complicado que las heces se vayan por la regadera así que habría que tocarlas o aplastarlas para que se fueran.

Pero bueno eso no es todo lo que el estudio encontró pues al parecer un 68% orina mientras se baña mientras que un 51% dedica su baño a masturbarse. Suena un poco más lógico sin embargo te apuesto a qué aún no te sacas de la mente a ese personaje de cada treinta.

Y es que la encuesta no mejora las cosas para los nuestros pues casi la mitad de los hombres encuestados aceptaron que solo entran a la regadera a mojarse un rato mientras que el 41% aceptó que se baña en el lavabo.

Aún así ninguno de esos perturbadores datos se compara con el hecho de defecar en la regadera. ¿Por qué alguien haría eso? ¿Por qué nos hace eso? ¿Por qué?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí